Menu Cerrar

“Hay que recuperar la ciudad para el individuo”

Nuestro CEO, José Luis Bescansa, participó recientemente en una mesa redonda sobre “Ciudad Inteligente. Ciudad Sostenible”, donde destacó que “la ciudad ha fracasado tal y como la conocemos”, señalando la necesidad de “recuperar las ciudades para el individuo”.

Este debate fue organizado por Espacio Aretha, en el marco de Madrid Design Festival. Junto a José Luis Bescansa, intervinieron los arquitectos Carlos Lamela, José María Ezquiaga, Reyes Pérez, César Frías y Pablo Olalquiaga.

José Luis Bescansa centró su exposición en la importancia de las escalas urbanas, donde hay que tener en cuenta las interrelaciones del flujo humano como son el transporte, la familia o el trabajo.

En este sentido, aseguró que la ciudad ha fracasado tal y como la conocemos, ya que su evolución no ha estado controlada por el usuario y las instituciones públicas tanto como por la propia industria. “Tenemos que ser capaces de controlar al monstruo”, apuntó.

“No podemos limpiar Madrid con coches eléctricos que cargan baterías, a base de contaminar Puertollano produciendo esos kilovatios. Debe ser un modelo sostenible global, no local”.

La experiencia de Ubicca

Bescansa puso de manifiesto la necesidad de eliminar variables innecesarias “con el fin de recuperar la ciudad para el individuo”, asegurando que el espacio urbano vuelve a tener interés.

Explicó que en Ubicca se realizan continuamente talleres de co-creación con el individuo, para conocer sus necesidades e inquietudes antes de proyectar un espacio en el que va a vivir o a trabajar. “La pandemia nos ha permitido parar y reflexionar y la gente no quiere el mundo de antes”.

Según el director general de Ubicca, donde somos expertos en el diseño de espacios de trabajo, el empleado quiere tenerlo todo cerca, disfrutar de la ciudad con mayor calidad de vida de la que tiene en la actualidad.

Reflexiones del encuentro

Durante el encuentro, que forma parte de la iniciativa “Conversaciones con Aretha”, se pusieron sobre la mesa múltiples e interesantes ideas y propuestas de prestigiosos arquitectos protagonistas del cambio y evolución que están experimentando nuestras ciudades; así como sobre el futuro de las mismas durante la próxima década, ante los previsibles cambios de las nuevas tecnologías; comunicaciones; comportamientos; movilidad; formas de trabajo; y sostenibilidad entre otros.

Carlos Lamela destacó la necesidad de reinventar nuestras ciudades y nuestra edificación para conseguir un futuro esperanzador. Un futuro donde tenga cabida una masiva inmigración proveniente de zonas más desfavorecidas; y fomentando de esta manera una integración responsable y más equitativa. Por otra parte, puso en entredicho el enfoque ostentoso de grandes proyectos de smartcities alejados de la realizad social sin tener en cuenta la realidad del entorno cercano.

Por su parte, José María Ezquiaga nos ilustró sobre el enorme potencial de la información, destacando que el nuevo urbanismo tiene que basarse en datos empíricos y conocimiento. De esta manera, se genera información válida para crear propósitos edificantes en el ciudadano. Dentro de esta reflexión, apeló a una ética de lo público para poder garantizar el buen uso de la información.

Durante su intervención, Reyes Perez trasmitió optimismo, afirmando que existe espíritu general para que las cosas cambien, ya que en momentos de crisis afloran nuevas y buenas ideas debido a una mayor disponibilidad de tiempo para pensar. Confió en que aparecerán nuevos actores para pensar la nueva ciudad. Lo que permitirá socializar más las ideas entre empresas, ciudadanos y administración; así como  generar ciudades sostenibles, competitivas e integradoras, en las que triunfen los espacios de usos mixtos y en las que se difuminen los límites.

Ciudad Inteligente

Cesar Frías hizo especial mención a la necesidad de flexibilizar las normativa urbanísticas como palanca de cambio para un nuevo urbanismo realmente innovador. Un urbanismo que posibilite repensar las distintas escalas proyectuales de viviendas, urbanizaciones y poblaciones. Habló sobre la necesidad de planeamientos urbanísticos que impulsen medidas para promover la sostenibilidad frente al cambio climático. Llamó la atención su afirmación sobre que las ciudades estaban mejor diseñadas cuando las diseñaban las personas en base a necesidades, que hoy cuando las diseñan los arquitectos atados a normativas.

Pablo Olalquiaga subrayó que existe una buena base para el cambio. En este sentido, explicó que en el ideario del arquitecto se habla de espacios polivalentes de usos diversos y de espacios comunes iluminados y ventilados.  Elementos que configuren una ciudad más amable, que se acerque a la idea de la “Ciudad de los 15 minutos”. Aunque la normativa, el mercado, la demanda y la voluntad política tienen un peso importante que dificulta e interrumpe las posibilidades para mejorar la ciudad y para que los espacios sean más humanos.

Compartir en

Copiar enlace al portapapeles

Copiar